Diccionario Político de la República Constitucional

20 diciembre 2006

Libertad política

Filed under: Definición — Alejandro Pérez @ 8:32 am

La libertad política es aquella que permite a los gobernados elegir y deponer a sus gobernantes. Es fácil caer en el error de considerar la libertad política como una consecuencia natural de las libertades civiles (como la libertad de expresión, de asociación, etc.) e identificarla con el derecho al voto. Nada más lejos de la realidad. La libertad política presupone la existencia de libertades civiles, pero no a la inversa: la existencia de libertades civiles no garantiza la libertad política. Para asegurar la existencia y permanencia de la libertad política en una verdadera democracia, los mecanismos necesarios deben estar incorporados a las reglas recogidas en la constitución (separación de poderes y representatividad)

19 diciembre 2006

Abstención activa

Filed under: Definición — mcrc.miguel @ 10:38 pm

Tradicionalmente la abstención ha sido descuidada en los estudios electorales (interesadamente por ser el medio deslegitimador de la partitocracia) identificándola sistemáticamente con la abstención pasiva generada por la desidia y el desencanto ciudadano por la política.

Erroneamente, se califica como abstención activa el voto en blanco y nulo, incluso atribuyéndoles equivocadamente la capacidad de cuestionar los procesos electorales, arrinconando y ocultando la opción voluntaria e intencionada de no votar por discrepar con el sistema, englobando esta en la definición de pasiva.

Hablando con propiedad, no se puede definir el voto en blanco y el nulo como abstención, pues participa del sistema. Solo la acción voluntaria de no participar, militando en las filas del abstencionismo como forma de desligitimar la partitocracia se puede denominar abstención activa, diferenciandose radicalmente de la pasiva.

Separación de poderes

Filed under: Definición — Alejandro Pérez @ 2:35 pm

La separación de poderes como garantía del sistema democrático ya fue planteada por Locke y Montesquieu. Se trata del problema constitucional más clásico. Consiste en asegurar la separación entre el poder legislativo y el ejecutivo, y mantener la independencia respecto a ambos del poder judicial. De este modo, se confía la vigilancia de los tres poderes entre ellos mismos. Cada uno vigilará y controlará los excesos de los otros para impedir, por propia ambición, que alguno de ellos predomine sobre los demás. Ésta es la base del sistema presidencialista de gobierno. La independencia del poder judicial se consigue por la elección de los órganos pertinentes por y entre los jueces. La independencia de los poderes ejecutivo y legislativo se consigue por medio de elecciones separadas para ambos, sin la utilización de listas de partido (abiertas o cerradas) y con candidaturas uninominales por distritos.

18 diciembre 2006

Democracia

Filed under: Definición — Alejandro Pérez @ 11:45 am

En primer lugar, cabe distinguir entre lo que llamaremos democracia social y la democracia formal o política. La primera proviene de una idea de moralidad o justicia, y consiste en la aspiración a la igualdad civil y social de los individuos de una comunidad. Es la idea tradicionalmente reivindicada por las ideologías progresistas o de izquierdas. Recibe también el nombre de democracia horizontal. La segunda es una forma concreta de gobierno, y podemos definirla como la garantía institucional de la libertad política. Es lo que se denomina también democracia vertical.

 

Para que exista una democracia política, son necesarias unas condiciones básicas:

 

i)        Separación de facto de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial

ii)      Representatividad, por medio de las leyes electorales, de la sociedad civil

 Si falta alguna de las condiciones, el gobierno no es democrático.

12 diciembre 2006

MANDATO IMPERATIVO

Filed under: Definición — Francisco @ 7:55 pm

(Definición enviada por Isabel Arranz)

Se entiende por mandato, todo encargo o comisión, actuar en representación de alguien, en general, orden o disposición imperativa.

En el campo de acción de la política, el mandato va ligado a la idea de representación política, en virtud de que la ciudadanía a través de sus representantes, va a conformar un gobierno, en el cual los mandatarios (gobernantes) actúan y ejercen el poder según la voluntad de sus mandantes (gobernados).

Así mismo, se puede trasladar este concepto, a la relación existente entre los aparatos dirigentes de los partidos políticos y los diputados que forman el legislativo en un sistema proporcional de listas de partido, semejando éstos la figura de mandatarios y aquellos la de mandantes.

La Constitución del 78 prohíbe expresamente el mandato imperativo en el art. 67.2, asumiendo la evolución histórica del sistema representativo hacia el mandato libre y establece el sistema proporcional de listas de partido, que requiere del mandato imperativo, consagrando así una contradicción evidente.

De este modo, todas las leyes aprobadas desde que entró en vigencia, son inconstitucionales, ya que, ni una sola ley ha sido votada desde 1978 sin mandato imperativo de los aparatos de los partidos a sus diputados.

8 diciembre 2006

Lealtad y Humanidad. 1ª fase: el nepotismo

Filed under: Biología,Evolución,Historia — Francisco @ 4:11 am

Este es el primero de una serie de tres breves artículos que aportarán una visión adicional al desarrollo de la lealtad y su relación con el ser humano. Este escrito explicará brevemente el origen biológico primario de la lealtad: el nepotismo.

Como explica David Serquera en otro artículo en el blog de Antonio García-Trevijano, el origen primordial de la lealtad es el mecanismo de selección natural que dio origen a la selección por parentesco, explicado por Hamilton en 1964. David utilizó el ejemplo de las hormigas para explicarlo en términos técnicos, pero el mismo proceso funciona para cada ser vivo que existe en el mundo. Reducido a sus conceptos básicos, se desarrolla así:

  1. Cada ser vivo (animal, planta o microorganismo) está generado por los genes que lleva dentro, y su objetivo desde el punto de vista evolutivo es transmitir el máximo número de copias de dichos genes a las generaciones sucesivas.
  2. De los animales (por ejemplo) que hay alrededor, ¿quién es más probable que comparta genes conmigo? Respuesta: un pariente.
  3. Puesto que tengo que transmitir mis genes, y los parientes tienen más genes míos que los demás miembros de mi especie, debo ayudar a mis parientes.

Si tenemos en cuenta que todos llevamos dentro esta tendencia a ayudar a los que comparten más genes con nosotros y la aplicamos a las estructuras administrativas estatales, es relativamente fácil deducir que, reducidos a nuestros instintos de lealtad más primarios, se producirá el fenómeno que el diccionario de la Real Academia Española define cómo nepotismo: “desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos“.

Para resumir, el dicho instinto básico de lealtad no es suficiente para organizar estados ni estructuras sociales más allá de la familia nuclear (padre, madre e hijos) o, como máximo, la familia extensa (los anteriores más abuelos, tíos, primos y parientes en segundo grado y más lejanos). Por tanto, necesitamos seguir progresando en dirección a la lealtad republicana hacia una causa común. Será tema para los siguientes artículos.

29 noviembre 2006

Consenso

Filed under: Definición — Francisco @ 8:51 pm

Según el Diccionario de la Real Academia Española, consenso es un acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros de un grupo o entre varios grupos.

En el régimen de Estado de Partidos nacido de la Transición española, consenso es una palabra mágica que se utiliza para justificar la necesidad de que todo el mundo esté de acuerdo con el sistema político apoyado por oligarquía política gobernante. Hasta tal punto se produce este fenómeno que, para los dirigentes de los partidos y sus acólitos, consenso se identifica con democracia, cuando en realidad es su antítesis. La democracia necesita del debate razonado sobre alternativas a distintas cuestiones, el consenso, al crear una mitología común que no se discute, elimina el debate y con él la democracia.

De hecho, el consenso como instrumento político ha sido también utilizado en oligarquías y dictaduras de distinto pelaje, incluyendo la franquista. Incluso Franco necesitó de cierto nivel de consenso por parte de la población española, puesto que es extremadamente difícil mantener un régimen político estable sin al menos un nivel mínimo de consentimiento por parte de la población.

En el clima político-mediático español actual, el término consenso se emplea como una especie de conjuro para terminar cualquier debate que amenaza con derrotar dialécticamente – dejar sin argumentos razonados – a los representantes de la oligarquía dominante.

Secesión

Filed under: Definición — Francisco @ 8:42 pm

La secesión puede ser un hecho o un derecho. En ambos casos, el fenómeno político de la secesión requiere la previa existencia de un Estado Federal o Confederal, del que forme parte el Estado que manifiesta su voluntad de separarse de la unión.

La Secesión, como hecho, suele confundirse con la Independencia. Pero no es igual. En las guerras de secesión (EEUU), lo decisivo es la voluntad de un Estado preexistente de separarse de la unión con otros Estados. Mientras que en las guerras de independencia se trata de la procuración de un nuevo Estado. Los modernos Estados federados han introducido en sus Constituciones el derecho de todos ellos a la secesión.

Independencia

Filed under: Definición — Francisco @ 8:42 pm

La independencia es un hecho nacional que se crea con la victoria en una guerra de liberación (EEUU, Argelia), con un movimiento irresistible de la población dominada por una potencia extranjera (India) o con el triunfo de la opción independentista en el ejercicio pacífico del derecho de autodeterminación.

La legalidad de este derecho, que comenzó siendo natural, la ha de reconocer hoy bien sea la ONU o bien el propio Estado cuya integridad nacional está puesta en cuestión.

Autodeterminación

Filed under: Definición — Francisco @ 8:37 pm

La autodeterminación es un derecho potestativo, reconocido por la comunidad internacional a ciertos pueblos, para que decidan por vía pacífica, mediante referéndum, su voluntad colectiva de seguir integrados en el Estado Nacional al que están supeditados, o de separarse del mismo fundando un nuevo Estado independiente.

Autodeterminación no significa pues, Independencia, pero sí derecho de opción a la Independencia.

« Página anteriorPágina siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.